sábado, 11 de diciembre de 2010

viernes, 26 de noviembre de 2010

miércoles, 24 de noviembre de 2010

lunes, 22 de noviembre de 2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

Mi ciudad.

El video lo elegí, (extenso, pero vale la pena, oyendo a Piazzola) porque es mi ciudad, donde viví todas mis alegrías, mis tristezas, mis recuerdos, mis olvidos y toda mi vida de sensaciones y emociones. Y cómo alguna vez dijo Borges: "No nos une el amor, sino el espanto, será por eso que la quiero tanto". Esas calles y parques cruzo acariciando las baldosas

Otoño Porteño...(Ástor Piazzolla)

jueves, 4 de noviembre de 2010

Los molinos de tu pensamiento...(Bárbara Lewis)

Y fué...


Y fué un molino de viento el recuerdo
con aspas de espera e intentos.
Huracán perfumado de nostalgias
y tan cerca, tan cerca del pecho.
Corrí en el huerto del silencio,
volqué mis ayeres en el nexo
sublime del te quiero
y al abrazarte
sentí que volvía a aflorar el verso

lunes, 1 de noviembre de 2010



Cuando la palabra ya no exista. La que nombre.
La que designe. La que signifique lo no dicho.
La que te acobarda en el precipicio donde
ni siquiera sincroniza un lenguaje el silencio,
habrá de unirse una boca con un te quiero.

Cuando la palabra que cubre, que abraza.

La palabra callada en alguna madrugada,

despierte, valiente, asomada al albor de la mañana

para encontrar un te quiero, que sus labios araña.


Cuando no exista una sola palabra que defina
la intensidad de lo manifiesto con lo supremo
y las cuerdas dancen en la garganta cansina
de lo expresado, en murmullos de amor extremo,
habrá de unirse un te amo entre los labios.

Cuando sea el silencio inmenso de una mirada

el único armazón del sentimiento, sin verso

sin palabras, hilos de plata en las amígdalas

tejiendo un -te/ a/mo- en los extremos

de una voz callada, susurrante, trisílaba


Cuando falte el verbo y sea tácita la palabra
y lo perceptivo sea el principio oral de lo sagrado,
y un rumor de pieles aleteando en unísono
aceleren magnéticamente los sentidos,
habrá de unirse el amor con todos los sonidos.

Cuando el verbo enmudecido e implícito

abra paso a los sentidos cual ciego enardecido,

mandamientos de piel que se agitan arrítmicos,

para que fluya el amor, con todo su bullicio


Pero si se hace de la rima un verso infinito.
Si torna en poema y la oración, en prosa
desde el fondo ancestral del deseo,
la inmensidad de lo escrito y el acento,
habrán de encontrarse en el abismo del grito.

Pero si se encadenan las frases en adoración eterna,

versando el aliento perennemente anhelado,

emergerán esencias de voces en las cavernas

estallando un volcán, ígneo y desbordado.

martes, 26 de octubre de 2010

Rosa de Otoño....(Intérprete: Ernesto Cortázar)

Déjame decirte...




Dejame decirte
que es de noche,
que las estrellas
me guiñan de perfil,
que estoy frente a tu boca,
que es de marfil el sueño,
que mi pecho se enciende
en la lumbre de tus leños.

Es cobarde el amor valiente,
es insolente mi tiempo,
pasa árido...
se siente de prisa...

Y dejame decirte que es así
esto que siento, aunque muera
en esta sinrazón.
Es un cristal frágil de brisa
lo que crece por dentro.
Y por fuera,
nos quema a los dos.

En el centro de mi escote,
en el ruedo de mi falda,
en el fragor de mi alma
y en esta cama
que te espera y sueña,
sintiéndome amada,
amante, mujer y dueña
de los mismos deseos
que hoy
te pueblan.

Dejame decirte que es locura
la cercanía de lo remoto,
que tu puerto es el mío,
que tu piel es...
"nosotros"

martes, 19 de octubre de 2010

Nos buscamos...



Nos damos y claudicamos

Irreverentes permisos.

Nos buscamos en los pasillos

de las articulaciones,

en los vericuetos del vello.

En el semipiso del placer.

En la intromisión mutua

del celo rojo e incipiente

que baja hasta la bodega

donde se maceran elixires

de suntuosas y mórbidas uvas.

Nos encontramos de pronto

con las blandas laxitudes

en permanente espera.

Nos damos la bienvenida

en medio del paciente deseo.

Las rosas sublinguales

del beso absorbente clama

en la plegaria del abrazo.

Mientras las miradas seducen,

los vaivenes de las manos se agitan

en zigzagueantes movimientos.

Cuando el placer incipiente

nos espera y se interpone.

al mutuo tacto y al acto.

En la frecuencia del goce.

En la transparencia donde

la timidez hace caso omiso.

Donde al fin comulgamos de a dos.

Donde la inclemencia orgánica

nos atraviesa con su roja espada.

La libido se retuerce extasiada.

Cómo no vibrar ante la otra vibración?

Cómo no entender que el placer

es, por el placer que se entrega?

La boca en la desesperación plena.

Un derroche premeditado

de salivas lubricantes y permisivas

dan lugar a las raíces cuadradas

de nuestros cuerpos, que resultan

en un solo dígito: el grito final.

ubicándonos exactamente

a mitad de camino, justo allí,

donde comienzan los latidos.



Si pudiera


glitter-graphics.com

Si pudiese ser viento...
si pudiese, brisa...
huracán, tornado, remolino
el campo, el maíz, girasol y el trigo,
la lluvia, tormenta, maremoto y rayo,
y un soplo de aliento para el amigo
y un par de manos, y un solo abrazo.
Y el ombú en el camino
y un poco de sombra fresca
en el verano del nido.
Ay! si pudiese....rocío!
de ser posible, olvido
y de no serlo, ser el lazo
que al recuerdo mantiene unido,
a un par de palabras que siempre
juegan al amor en mis oídos.

domingo, 17 de octubre de 2010

Isadora...(Paul Mauriat)


Paul Mauriat ~ Isadora
- Watch more Videos at Vodpod.

Esperando que la palabra nube...



Estoy aquí...
esperando que la palabra nube
rompa en lluvia en el andén de cielo
atrvesado por barreras
indetenidas, indefinidas de ceguera.
Estás...
y me gusta nombrarte,
me hace falta nombrarte.
Es mi alimento nombrarte.
Y estoy aquí...
ante la mano tendida
como las ramas del sauce que bajan al río
para acompañar la sinuosidad de su cauce.
Y estoy aquí, acompañando
el vaivén inédito de la ternura,
y confusa, atardecida, expectante,
encandilada liebre en la llanura
que va cerrando la noche
el portal de la tarde.
No sé como esta sangre de bohemias y locuras
zumba al compás del vuelo
que imprime latidos de relojes
en un tic-tac enardecido.
Estoy aquí...! Y lo sabes...
Se estira el silencio en un beso de nidos,
solo...para albergarte !

sábado, 16 de octubre de 2010

Quiero pedirte permiso...



Para:
Deambular por tus zonas
y liberarlas.
Disimular antiguas penas
y exorcizarlas.
Defenderte del desconsuelo
con la ley del alma.
Iluminar tu incertidumbre
con antorchas de calma.
Desahogar de golpe
lo ahogado.
Reconstruir tu corazón
derrumbado.
Amanecer con la impaciencia
de los lirios.
Rodar hacia el perfume
de tu abismo.
Elevar el barrilete
del delirio.
Descubrir de a poco
lo escondido.
Desabrochar
los botones del quejido.
Interpolar
los polos derretidos.
Atravesar los muros
derruídos.
Construír arquitecturas
sin olvido.
Esconderme
dentro de tu libido.
No privarte
de mi presencia.
Reconocer la igualdad
de las diferencias.
Morir en el sopor
de mis inocencias.
Equilibrar soledades
con la evidencia
Estar en el amor...
Y sus consecuencias.

viernes, 15 de octubre de 2010

Coplas de mi país...(Autor: JOSE TCHERKASKI - PIERO)

Para mi amigo José Tcherkaski


"Si supieras...que aun dentro de mi alma" la "cumparsa" de tus letras me clavan de país las espaldas, si supieras que integraste sin saberlo mis años de militancia, mis años de buscar patria, besando mi suelo donde pisó la esperanza que se hizo trizas de sueños. Puñal de porteña que amansa y masculla tu herencia en poemas. Si supieras...cuánto caló en mi pecho y cantó mi libertad, aunque oprimida y deshecha desparramando tus versos como pollera dispuesta a volarse entre las piernas del país que espera. Si supieras...ante tanta grandeza, poeta, que mi historia chiquita ante tanta belleza, tuvo tu impronta serena y a todas luces, guerrera. Tu voz fue bastión entre mis años de adolescencia y aunque no lo sepas al levantar el puño de la injusticia y la miseria, ahí estaban tus temas, para engordar mis ganas de enarbolar la bandera. Ahora que son los años como laderas resbaladizas de la montaña que quiebra, me siento guerrera, ideal y escudo, himno y montonera.

jueves, 14 de octubre de 2010

Zamba de amor y mar....(Los Guaraníes)

Ay, el mar... (Para vos querido amigo lejano: Ian Welden)


Te extraña mi obsesión.
Te invade una tristeza de algas
y los muelles fantasmas
de faro y vientos del ayer,
la playa rota de mareas
y una luna llena de almas
de caracolas.
Acostada estoy en el acantilado
donde llueve la sal y la espuma
acariciando el sol
apareándose en la bruma.
Que juego con las costas dibujadas
a pulso en los mapas de la arena?
Que el albatros me arropa
con sus alas de alba y dunas?
mientras me visto de océano
y me desvisto de barcas
en el maremar de las letras?
Soy ciudad que zarpa
del puerto de mi puerta
para recalar en el mar
de la más pura inocencia.
Noción de inmensidad rota
por una ola de silencio
por un silencio de gritos,
por un grito de huellas rojas.

lunes, 11 de octubre de 2010

ESE MAR.....


Ese mar...
"como si supiera"
como si al pasar por mis orillas
dijera muy quedo...déjate abrazar.
Ese mar...mi alta mar de suspiros,
desandando la ciudad,
"como si supiera"...
desabrocha las dunas de la soledad.
y dijera muy quedo...déjate amar.
A lo lejos, sé que estás cabalgando a la par
en ancas de las olas que te ven llegar,
estrepitoso corcel de espumas y algas,
llévame, a tu profundidad.
Ese mar...como si supiera
que estas playas son tu libertad.

domingo, 10 de octubre de 2010

Los Recuerdos...


Se me dobla, rebelde, el recuerdo,

vuela y renace del remanso oscuro,

como ojos de noche cerrada,

como olor a desayuno en casa,

al fuego del sol heredado,

y al chocolate caliente del hogar.

(Tras una gaviota va la barca,

persiguiendo puertos, acosando al mar,

zarpando de muelles de silencios,

desandando el andar del tiempo)

Vuelven…

como se viene de golpe el amanecer

en los picos de las montañas,

imperceptiblemente, leves, lentos.

Vuelven imitando el eco del alma

en el zumbido de las venas.

A veces los recuerdos suben

y son pájaros dibujando en los árboles

lunares de sombras,

otras, semejan estatuas de nubes

erguidos, incólumes, indóciles.

Es la hora, entonces,

en que los relojes son tumbas

que giran hacia la eternidad

infinitamente cerca,

y otra vez zumban

como moscas dolientes.

Son los recuerdos de siempre,

son sombras inquietas,

la niñez, la infancia, y todo el amor…

son fantasmas ávidos,

voraces, disfrazados de presente.

jueves, 7 de octubre de 2010

EL BESO....(August Rodin)



Escultura de 1887 que recrea el amor de Francesca de Rimini,y su cuñado, Paolo, personajes de "Il Infierno" del Dante, asesinados por el marido de Francesca. Originalmente la escultura llevaba el nombre de Francesca, hasta que finalmente por "sugerencia", fue cambiado por Le Baiser. Actualmente se encuentra en el Museo Rodin de Filadelfia, (una de las tres copias, que le había encargado el gobierno francés. Trabajó en conjunto con Camille Claudel, escultora y gran amor del autor.

viernes, 1 de octubre de 2010

LA PRIMAVERA....(Milonga surera)(Autor e Intérprete: Víctor Velázquez)

GUITARRA


Suelto el violín de las palabras,
deshago la cama del verso,
me deslizo por la sábana
donde se ha quedado preso
el hilo del cometa poblado de verbos.
Me mira callada, sin un punteo,
sin la milonga, sin sur ni gorgeo.
Buceo en la corriente marina
de madrugadas, de esquinas rotas,
de zapatos gastados de rimas,
y descalza de alas albas.
Me visto de metáforas,
Eufemismos, asonancias,
consonancias arrogantes
y humildes recuerdos.

Suelto el violín de las palabras
Donde dolió la balada,
y un tango precoz se desliza
entre el dos por cuatro y la nostalgia.
Y ella, allí, celosa y callada.
Suelto amarras olvidadas
en la almohada de la noche
atorando alguna lágrima,
inquieta mariposa
cosquilleando en las pestañas.
Mis cuadernos de acordes
extrañan rasguidos de manos
delgadas como una sombra
Era otro el cantar de una tibia
garganta que hoy, ni te nombra,
No me da la brisa su armonía,
ni el arpegio me contiene
ni la noche, ni el albor de un nuevo día
se oye alentar mis mañanas.

Ni siquiera mi guitarra
me presta la bordona,
se olvidó de mis manos
inquietas como cigarras.
Se olvidó de fogones cálidos
como yo de sus zambas.
Al llegar la madrugada
está seria en el rincón
perdida calandria aletargada
macerando hierba entre nostalgias.
No quiere caricias, no me deja
siquiera mimarla,
gira el diapasón en la distancia
y cuando me acerco...
A las dos, nos tiembla el alma.

Donde dolió la balada,
se quebró, tan sola, mi guitarra,
que partí en dos el violín de la palabra,
y la abracé...con toda el alma.

Concierto No. 21...(W.A.Mozart)


Si al emprender un viaje
al confín de la memoria
volcamos el tintero de la historia
despojándonos del traje nublado del sentir...
Si el pasaje es tempestuoso
(polizón de madrugada)
y una maleta ensimismada
se abre de recuerdos, de temblor y de gozos,
de paisaje y de latir,
habremos encontrado el camino
sorteando ríos, diques y recodos
descubriendo el paraíso del sentir.
Lo que hemos olvidado...no se olvida.
el recuerdo es recordado
y el alma vuelve a vivir

martes, 28 de septiembre de 2010

Y...



Y…

Y todo sigue andando
como cuando rueda una palabra,
aún sin saber como llega,
aún…sin llegar a escucharla.

Como el agua vertiginosa
esplendente de cascadas,
así llega tu caricia
al vértigo del alma,
y llega lo que ignoro,
y llega lo que presiento,
y me abrevo en el recodo
donde hace esquina la calma.
Y me alimento de sueños
a la vera del puerto
Y…aquel muelle fantasma
donde está anclado tu verbo.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Háblame de amor...marinero

Coplas de Mar


Con un mantón de Manila

y una bata de cola,

bebía el viento la niña

secretos de caracolas.

A fuego lento sus ojos,

llamarada mora que brilla,

sus pies blanquitos de espuma

y el mar jugueteando en la orilla.

Clavel rojo y peinetón

adornaban su pelo negro,

y un abanico de sueños

esperando a su moreno.

Descalza de amor y de besos

mojada de luna y de copla

le dió su vida a la muerte

y el mar le besaba la boca.

Dicen que en noches serenas

agudizando los sentidos,

se ve entre las barcas pesqueras

los lunares de su vestido.

Un clavel destella a lo lejos

cuando es más clara la estrella,

el payo volvió a buscarla

y se fue tras de sus huellas.

Cobijado entre las olas

el amor de la morena,

navegando a la deriva

mirando la luna llena.

Una tarde de aquellas

más roja que su sangre,

lo vió morir el mar

para encontrarse con ella.

Cuando el amor llega tarde,

y tarde enciende la hoguera,

solo se encuentra una lágrima

que no se recupera.

Ay niña de clavel rojo,

peinetón y madroños,

el amor vino a buscarte

cuando cerraste los ojos.






Todos los derechos reservados